Thaddius

Discreto burócrata de Sinophia que colabora con la Inquisición

Description:
Bio:

1. Género

Hombre, sin interés en el sexo femenino. El sexo es para procrear, y ya tengo una hija.

2. Tamaño, complexión, descripción física

1’72 metros de altura, delgado, pero no demasiado.

3. Color de piel, color de ojos, rasgos distintivos

Tono de piel bastante pálido, pelo largo y moreno extendido sobre los hombros que deja ver una frente amplia, nariz aguileña, de rasgos marcados y escuálidos. Anteojos de cristal azulado. En su cuello, una fina cadena de la que cuelga un pequeño cilindro de cristal, con un trozo de papel apergaminado que contiene un versículo sagrado de la Homilía Ardiente del Emperador, sostenido por un pequeño dedo de hueso.

4. Apariencia general

Thaddius lleva una pesada capa de piel de animal, y bajo ella las túnicas del Administratum, así como un pobre chaleco de protección. Camina algo encorvado bajo el peso de su capa. A su lado, apoyada en la cadera, porta una bolsa con pergaminos gastados pero escritos con pulcritud.

El aspecto general es el de un hombre cansado pero con una energía sobrenatural, atareado y aparentemente demasiado ocupado como para prestar atención a alguien. Camina rápido y nervioso, pisando fuerte, y arrollando con desatención a todos los que, en la jerarquía del Imperio, no están por encima de él.

5. Lugar de nacimiento

Thaddius nació en Sinophia. Los ciudadanos imperiales mueren jóvenes, de hambre y frío, para suministrar alimento a la parásita casta nobiliaria de Sinophia.

6. Edad

Thaddius tiene cuarenta y cinco años, y tiene la fortaleza de la experiencia, pero la debilidad de la edad y de una vida dedicada a la supervivencia en una pocilga de corrupción política.

7. Qué vida llevó su familia, y qué le ha dado

La familia de Thaddius trabajaba para un terrateniente en las afueras. Su padre murió joven, a los treinta y pocos años. El señor se fijó en las capacidades de Thaddius con las matemáticas y la economía de la vasta hacienda y, como “agradecimiento a una vida de servicio” a sus progenitores, ofreció llevarse a Thaddius a sus aposentos en Sinophia para que fuese su ayudante. A los quince años, Thaddius era reclamado por el Administrorum, cosa que su antiguo señor no vio con demasiado agrado.

8. Familia

Desde que Thaddius partió a Sinophia, no ha vuelto a saber de su madre pero, a juicio de él y de los modos vindicativos de su señor, probablemente haya muerto ante la compasión de la pobreza.

Thaddius se casó tan pronto como pudo en Sinophia, casi a los treinta años, con una funcionaria al servicio de otro noble. Se centró en obtener descendencia en sus primeros años de matrimonio, y tuvo una hija, Aurea. Considerando su deber para con el Imperio cumplido, pactó con su mujer el retiro a una vida de estudio, y ahora lleva casi ocho años sin ver a Aurea.

9. Educación

Thaddius se crió en un frío mundo agrícola, en el que aprendió a poco más que a llevar las cuentas de la casa y a leer cualquier despojo de texto que caía en sus manos. Desde los quince años hasta ahora ha estado al servicio del Administrorum, lo que le ha dado una amplísima experiencia burocrática. Pero, sobre todo, lo que Thaddius ha aprendido en Sinophia es a rehuir los insidiosos intereses de la nobleza, a sobrevivir en un clima de paranoia y de corrupción política y moral, hasta el punto de la herejía enquistada en la aristocracia.

10. ¿Qué hace, aparte de seguir vivo?

Thaddius rehuye la confrontación con sus enemigos políticos. Ha estado recluido años y años en bibliotecas, aprendiendo lo que necesitaba para escapar de este sucio agujero que es Sinophia. Desviaba la atención de sí mismo a otros objetivos, se mostraba complaciente e intentaba servir lo mejor posible al Administrorum sin ser descubierto por los corruptos. Ahora, se le ha abierto una oportunidad, aunque peligrosa: colaborar con la Inquisición.

11. Ideales políticos y religiosos

La corrupción es una lacra para la eficiencia que debe ser exterminada. Por lo demás, tengo un par de sugerencias radicales para el Administrorum.

La fe es un instrumento muy útil para blindarse de los peligros del conocimiento.

12. Código moral

Maquiavélico: realista político, científico, analítico, el fin justifica los medios. Cruelmente pragmático.

13. Metas

Salir de Sinophia, y conseguir el reconocimiento del Administratum (títulos y gloria) por su continuado y valiente servicio, y retirarse pacíficamente y, sobre todo, VIVO.

14. Relación con la Inquisición

Aunque Thaddius no tiene la misma estima por las demás organizaciones imperiales como por el Administratum, aprecia el trabajo de la Inquisición y la respeta, porque conoce el peligro de los cultos y sectas heréticos. La relación es estrictamente profesional. Sabe a qué se enfrentan y sabe que les será útil, pero no quiere pasar excesivo tiempo en su seno, pues sin duda comprometerá su seguridad.

15. Perfil psicológico

Prudente, fríamente calculador, y escéptico (en exceso, hasta el punto de la paranoia e inventar peligros exagerados).

16. ¿Qué lo hace especial?

Tiene una capacidad de supervivencia increíble en entornos sociales, es extraordinariamente inteligente y, aunque sus metas sean modestas, su ambición le proporciona una inagotable energía para seguir adelante.

17. Qué no es capaz de hacer

Thaddius tiene moral pero es bastante flexible, así que está dispuesto a hacer prácticamente cualquier cosa, incluyendo el asesinato de inocentes. Pero nunca, nunca, jamás, se sacrificará por los demás: su propio pellejo es lo más importante, y ni siquiera el Emperador está por encima de eso.

18. Qué odia

La ingenuidad, la decisión deliberada de permanecer en la estulticia por las personas que necesita que le apoyen.

Su mayor miedo es que le borren la mente: perder sus conocimientos sería como que le amputasen los brazos, o incluso más doloroso; un dolor que siempre llevaría dentro pero que nunca conocería.

19. Qué ama

El juego burocrático: la posibilidad de que los fuertes retuerzan las leyes para usarlas en su provecho, la posibilidad de hacerse un hueco y un espacio de comodidad y seguridad de la forma más sutil posible. Aquellos que son débiles deben perecer y ser aplastados por el intrincado imperio de la ley. Thaddius respeta a los necesitados pero los que desprecian la inteligencia no merecen vivir.

20. Nombre

- Me llamo Thaddius, noble señor (haciendo una reverencia). ¿En qué puedo servirle?

Thaddius

Hereticus Tenebrae Ttawers lluna_krusti